¿Por qué hay que exfoliarse el cuerpo y la cara?

¿Por qué hay que exfoliarse el cuerpo y la cara?

La piel se renueva de forma natural cada 28 días. El cuerpo tiene la capacidad  de restaurar las células muertas por nuevas células. Sin embargo, conforme pasa el tiempo o debido a un periodo de tensión o fatiga, esta renovación se hace lenta. Si no se eliminan del todo las células muertas, la piel no puede oxigenarse adecuadamente ni  absorber humedad y nutrientes y el resultado es una piel apagada.

¿Qué beneficios tiene la exfoliación en la piel?

El proceso de exfoliación asegura la regeneración epidérmica, ya que elimina por completo las células muertas que quedan adheridas en la capa superficial de la piel, dejándola tersa y más permeable. Con la exfoliación, la piel respira mejor, se estimula la oxigenación celular y absorbe los nutrientes y principios activos de los productos y cremas hidratantes y de rejuvenecimiento que apliquemos después, como parte de nuestra rutina de belleza.

¿Cada cuánto tiempo debemos exfoliar la cara?

Es vital complementar la limpieza, hidratación y protección con una exfoliación semanal, para dar paso a una renovación celular de la dermis. Es muy importante que las células muertas caigan completamente de la piel, para mantenerla sana, visiblemente fresca, fina y unificada en un color suave y luminoso. Por eso, la piel seca debe exfoliarse una vez a la semana. Las pieles sensibles, cada diez días y probando antes en una pequeña zona del rostro poco visible (por ejemplo, tras las orejas). Las pieles grasas sin acné se pueden exfoliar una o dos veces por semana. Y, si la piel es muy fina, la haríamos cada quince días.

¿Con qué frecuencia hay que exfoliar el cuerpo?

La frecuencia con la que realizaremos la exfoliación corporal dependerá de lo sensible que sea nuestra piel, pudiéndola realizar una o dos veces por semana.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados